La lamentable y brutal pelea entre aficionados en la segunda división argentina