Pelayo Novo, estable dentro de la gravedad del aparatoso accidente