Pelayo Novo, jugador del Albacete, sigue estable dentro de la gravedad y responde a los estímulos