Las patadas de Thiago a Isco mientras se dolía en el césped del entradón