La ‘pasividad’ de la Selección en el acto publicitario