La pasión por el bádminton hace estallar de alegría en directo a estos dos periodistas