Un alto cargo de la policía de Paraguay asegura que el River-Boca de la Libertadores se jugará en Asunción