Paco Jémez, dolido y hundido... desea Feliz Navidad para todos... ¡incluso para el árbitro!