Paco Jémez y Cobeño, a gritos y empujones en Vallecas: “¡Que no me toques, Paco!”