Pablo Nanclares, ejemplo de superación