El testimonio de la dueña del bar donde se refugiaron Özil y Kolasinac tras el robo