Mack Beggs, el joven transgénero de 17 años al que Texas obliga a luchar contra chicas