La primera etapa de La Vuelta termina con susto por la evacuación de la estación de Nimes