El padre de este boxeador evitó una tragedia: ¡No le pegues en la cara, dale en el cuerpo!