Noemí López y Alexandra Kuldishov, patinadoras, aprovechan las bajas temperaturas de Madrid para entrenar sobre un lago congelado