María Vicente se queda sin su oro después de que el rastrillo borrara su marca sin primero medirla