La generación de oro del baloncesto español se despide de los Juegos Olímpicos