El equipo español de kumite femenino accede a la final mundial, el masculino pugnará por el bronce