La delegación española formada por ocho palistas regresa de su preparación específica en Japón