El conjunto español de rítmica, octavo en las finales por aparatos de la Copa del Mundo de Kazán