Van Niekerk aprovecha la polémica ausencia de Makwala en una jornada sin brillo español