Estados Unidos termina con la racha de Europa y conquista la Ryder