Estados Unidos empieza arrollando a Europa en los 'foursomes'