Trabajar de socorrista en la piscina olímpica: ¿el trabajo más aburrido de los JJOO?