Tiger Woods había consumido 5 fármacos antes de ser detenido en mayo