El Rey vive su segunda jornada consecutiva en el Mundial de Sierra Nevada