El Rey Felipe erige a Gómez Noya en "símbolo de los mejores valores" y lo ve "un orgullo para España"