PyeongChang asegura que la amenaza de Corea del Norte "no tendrá impacto" sobre sus Juegos Olímpicos