(Previa) Una España sin sus primeros espadas no quiere ser secundaria en Doha