Nikola Karabatic evita ir a la cárcel por el caso de las apuestas ilegales de 2012