Nairo Quintana reina en la cuarta etapa y asalta el liderato de la Tirreno-Adriático