Rihanna consigue lo que muchos no pudieron: 'tapar' la boca a Floyd Mayweather