Mario Mola, campeón del mundo por segundo año consecutivo