Kevin Ross tumba en la lona a Alessio Arduini con una brutal patada en la cabeza