La Infanta Elena llega a Río para animar a los deportistas paralímpicos españoles