(Crónica) Ruth Beitia agranda su leyenda en Belgrado y el 800 promete medalla