(Crónica) Las 'Guerreras' curan heridas ante una Argentina inocente