El ibicenco Carlos Ramón completa el Maratón del Círculo Polar para cumplir una promesa a una niña enferma