Cabello salta a la competición normalizada para "quitar vendas sobre el deportista discapacitado"