El COI permite al Comité Olímpico Brasileño ejercer de nuevo sus derechos