Brutal agresión en un partido de rugby que pudo acabar con la vida de un jugador