Barcelona'92, el gran cambio de los Juegos Paralímpicos