Álvaro de Arriba: "Tenía la plata en las piernas, pero un bronce europeo no está mal"