Alex Txikon, obligado a trasladarse a Kathmandú por la agencia nepalí contratada