El videojuego de Oliver y Benji inicia su propio campeonato de eSports