Odegaard, a la tercera, consigue fusilar la portería de Limones (2-1)