Los números no mienten: las claves de la debacle del Madrid ante el Tottenham