Los números de Bale siguen creciendo