El nuevo traje para ir de público a un evento deportivo: la piel virtual