El 'niño de las palabrotas', todo un fanático de las estrellas del Barça